manzanas de plata

Hay un Madrid que no se vocea, que no se invade, un Madrid en poco más de una manzana, entre las calles Vitruvio y Pinar, entre las glorietas de Castelar y Nuevos Ministerios; es el Madrid de la Junta para Ampliación de Estudios, creación de carácter público en los primeros años del siglo XX, y que después de la guerra civil se transmutó en el  CSIC de Fisac; el Madrid de la Residencia de Señoritas de la calle Fortuny, vinculada a la cercana masculina de Estudiantes y a la ILE, vía otra vez JAE; el Madrid del Instituto Internacional de la calle Miguel Ángel, en torno todos a la Fundación Giner de los Ríos en Martínez Campos. Y para terminar el inmenso edificio de Nuevos Ministerios, con las estatuas dedicadas a Indalecio Prieto, y la ilegible a Largo Caballero.





2 comentarios:


  1. Estupendas fotografías de ese Madrid menos visitado.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  2. He pasado en más de una ocasión, por la estación de Nuevos Ministerios, aunque nunca me detuve ahí, siempre iba de paso con destino a la zona de Chamartín. Hay lugares que te atrapan tanto, que siempre que vas tiendes a repetir.

    Me alegro de ver una nueva publicación tuya.

    Besos

    ResponderEliminar